Lo esencial que nadie ve…

Bien creo que hay cosas significativas en el mundo que han cambiado nuestra percepción de la realidad, en nuestro mundo Artificial algo se gesta constantemente, que provoca cambios que revolucionan el mundo o cambian la vida cotidiana, la tecnología que avanza a pasos trepidantes, la ciencia que desmitifica el universo y lo hace comprensible, la ingeniería y sus grandes obras transformadoras de realidades, hechos de cambio que influyen en nuestro criterio y pensamiento, en nuestro actuar, con ello ya no hay una evolución biológica sino una técnica, una del pensamiento. Pero créanme hay quehaceres humanos que afectan directamente nuestra vida cotidiana, que nos brindan bienestar y cambios sociales y culturales, estas prácticas que nos humanizan constantemente, como las artes y las ciencias sociales que profundizan la importancia del individuo y de la humanidad como tal, dentro de estos trasfondos de cotidianidad humana hay una práctica de la cual muchos no somos conscientes, una que influye en nuestras actividades diarias sin siquiera darnos cuenta, esta práctica se llama el diseño.

En un compendio amplio de la significancia del diseño y su accionar es importante volver atrás, hacer una mirada al pasado, estudiar sus comienzos. La historia se ha encargado de mostrarnos como surge el diseño. El diseño industrial por ejemplo surge (sin nominación aun) a mediados del siglo XIX, podemos decir que hay una necesidad de industrializar los procesos de fabricación de productos; productos de común uso en el hogar. Las variables saltan a la vista, el mundo de los objetos estaba dominado por la mano de los artesanos, especialistas en transformar materiales en bellos objetos únicos, creados con gran maestría. Pero con la aparición de la máquina y la apertura de la economía era necesario utilizar la máquina para transformar esas materias primas más rápido, para fabricar más unidades y generar más ganancias. En este aspecto como en muchos ámbitos hubo personas que apoyaban totalmente esta nueva forma de fabricación, mientras que otras estaban en desacuerdo y convenían que la producción industrial nunca se equipararía en belleza y maestría con la fabricación artesanal, una de estas personas era William Morris quien creo el movimiento Arts and Crafts, creyendo en el vivo espíritu de la producción manual se opuso a la revolución industrial y sus productos, que según él, eran de baja calidad. Esta primera fase del diseño fue gobernada exclusivamente por ese aspecto nostálgico de volver a las tradiciones, a las artes y oficios a la maestría para dominar el arte de transformar materiales con las “manos”. Pero en un mundo de constante cambio esta idea debía transformase y convivir con la aparición de elementos técnicos nuevos, entonces surge una pregunta, ¿qué podemos hacer para estar a la par de esta época, para evolucionar y seguir el camino del tan anhelado progreso?.

presentacion charla1

Hagamos un alto y evaluemos las variable que cambiaron el curso del diseño. La Realizacion de las exposiciones universales a finales del siglo XIX, el perfeccionamiento de la maquina en procesos de produccion, la tecnología avanzando rápidamente, la competencia tecnológica entre las potencias mundiales. Crearon un entorno propicio para el cambio. En Alemania se integra el oficio del diseño, Peter Behrens y Richard Riemershmind hacen el primer trabajo juicioso sobre imagen corporativa, para la empresa alemana de electrodomésticos AEG. Ellos intervienen todos los aspectos gráficos y estéticos de la Compañía. Empiezan por diseñar el edificio de la nueva sede, diseñan el logotipo y la papelería, y estandarizan un lenguaje estético para los productos que allí se producían. Con esta experiencia era claro que el asunto del diseño no era más un debate entre lo artesanal y lo industrial. Ya el asunto se convirtió en algo más integral y transversal, requería de un estudio juicioso y de un conocimiento especializado. Pues bien la revolución estaba en camino y Behrens y Riemershmind empezaron a hacer conferencias y cursos sobre una nueva disciplina, el diseño. Con los demás movimientos artísticos que se abocaban por la producción artesanal en crisis, un nuevo horizonte se creaba, pero hubo que esperar hasta después de la primera guerra mundial para que la educación en diseño se formalizara. La aparición de la Bauhaus le dio el impulso que necesitaba el diseño y sentó algunas bases de lo que sería la profesión, entre su carácter Artístico y practico se crearon grandes productos gráficos y de mobiliario. Inscribió que de forma creativa se pueden transformar materiales en productos (objetos y artefactos) para suplir necesidades de las personas. Esto solo era el comienzo, más adelante vendrían nuevos planteamientos, la integración de metodologías organizadas, golpes de supervivencia y nuevas tendencias, pero para describir su historia completa tendríamos que escribir un libro, y eso que es una profesión relativamente joven, o no?

Realmente podemos decir que el hombre a “diseñado” desde sus primeros pasos en la tierra, creo herramientas, vestuario, armas, vivienda incluso objetos decorativos y rituales, los cuales le permitían adaptarse al medio en el que vivía, los mejoraba o los desechaba a medida que necesitaba mejorar sus expectativas de vida. Más tarde aparece la designación de diseño, para referirse a bocetos y dibujos, muchos eran empleados como preámbulo para la ejecución de una obra de arte o un experimento. Pero entonces que podemos llamar diseño o mejor aun que es un buen diseño?. El diseño entonces es una metodología proyectual que integra estrategias creativas para conseguir como resultado la creación de productos que satisfagan una necesidad especifica de la sociedad. Convengamos lo siguiente, hoy es común llamar buen diseño a aquellos productos que nos parecen   agradables estéticamente. En parte cierto pero es algo ambiguo, el diseño no se dedica a hacer cosas “bonitas”. Un buen diseño se concentra en satisfacer de forma excelente la necesidad para la que fue creado. No más ni menos, y para esto hay que estar concientes que en su proceso de creación (del producto) se investigo sobre su contexto, (social y cultural) quien lo usaría, quien lo comprara. Como lo afectara y como lo usara. Que necesidades tiene, etc. Toda esta información se integra y junto con algunos métodos creativos se configura un producto bien pensado. Así que no es cosa de inspiración, verdad? Entonces que podemos dejar de lado la teoría de la servilleta con el dibujo del millón de dolares. En algunos casos de éxito el inicio del proyecto pudo ser así, pero siempre tuvo que pasar por el proceso completo para desarrollarse y ser exitoso.

Desde hace un tiempo hay un carácter irresponsable en la profesión, las grandes compañías se inventan necesidades nuevas, el desarrollo en pro del lucro, en las reglas que dicta la sociedad de consumo, ha engrosado la chequera de muchas empresas pero a perjudicado notablemente el planeta y nuestra sociedad. Uno de los resultados devastadores ha sido la obsolescencia programada de productos; ahora parece que la vida útil de los nuevos productos es aun más corta. Las personas en su afán de estar a la vanguardia desechan los viejos sin pensar las repercusiones sociales y ambientales que confluyen en este acto. Este acto irresponsable es más que evidente en el caso de las compañías que fabrican teléfonos móviles. Así que cuestiónate la próxima vez que quieras cambiar de celular si realmente lo necesitas o esto es solo un impulso propiciado por el medio y la presión social. Néstor Sexe en su libro “casos de comunicación y cosas de diseño” dice lo siguiente acerca del diseño estúpido:

“hay otro diseño, pretendidamente serio –que se repite al infinito en distintos objetos-, cuya estupidez parece más difícil de detectar por que se presenta de forma solemne. Muchas veces alerte sobre una concepción reduccionista del diseño que –cómplice del consumismo de época- lleva a la realización de objetos insustanciales. La famosa definición de Tomas Maldonado (<<el diseñador como solucionador de problemas>>) ha sido demasiado simplificada en una propuesta que busca problemas donde no los hay y por tanto, ofrece soluciones, esta vez sí, verdaderamente inútiles”.

Responsabilidad social y ambiental, fomento cultural es lo que debemos construir. Como diseñadores sabemos el impacto que tienen nuestros productos en la sociedad, en la construcción de una identidad cultural y finalmente y quizás más importante impacto en la cotidianidad del individuo. La mayoría del las personas no lo notan, es un actuar silencioso, pero el diseño incluso altera nuestra forma de pensar y de actuar, traigamos dos casos que he leído de dos libros sobre diseño. El primer caso que comentare lo leí del libro de Eva Heller “psicología del color”. Donde por medio de encuestas a la población en general se trata de indagar sobre qué color representa cada cualidad o valor. Obviamente que es un dato variable según el grupo cultural sujeto a prueba. Pues prueba de esto es la pregunta sobre qué color representa la velocidad. Para los alemanes en su mayoría el plateado era la opción más clara. Pero para los italianos era el rojo. Por qué? Pregunto. Pues es evidente que tiene que ver con las maquinas que representa la velocidad, en este caso los autos de carreras, sus empresas y colores emblemáticos. mientras  que para Mercedes Benz (constructor de autos alemanes) su color insignia es el plateado, para Ferrari, Maserati y Alfa Romeo (constructores Italianos) el color que los representaba era el rojo. Ven como el diseño configura su forma de percepción y de opinión. Es fácil porque con los productos convivimos a diario.

charla6

charla6

El segundo caso del libro “¿Cómo nacen los objetos?” de Bruno Munari, se describe del caso de la sierra de carpintero japonesa con sus variantes y mango alargado, mucho más ergonómico y que aprovecha mejor la biomecánica del carpintero, mas aun que nuestro serrucho de carpintero, siendo el japonés mejor en características que el serrucho que conocemos. Creen ustedes que uno de nuestros carpinteros se adaptaría a esta nueva herramienta? La respuesta es, que sería complicado, el carpintero se ha adaptado a un trabajo especifico con una herramienta que para el funciona de maravilla, su cuerpo ya acostumbrado a este trabajo le costaría adaptarse a una nueva forma de trabajo y posiciones. Entonces también el diseño propicia una identidad en cómo hacemos las cosas y que hacemos. Caracteres culturales diferenciadores desde luego y no solo son estos, son muchos más; el diseño también ayuda a crear identidad a través de la conservación de la iconografía cultural de una sociedad tan preciada en este mundo globalizado y estandarizado.

Bueno y Colombia qué? No se preocupen el asunto aquí es asombroso, es natural que como latinoamericanos seamos rebuscadores y creativos, porque no hay de otra, verdad? Porque si no te las ingenias pues no llevas pan a la mesa, así de sencillo. Con nuestro optimismo y reducido poder adquisitivo nos la hemos ingeniado para transgredir el brief de diseño y reconfigurar los productos para nuestra necesidad específica. Dígame usted señor, señora cuantos “renoles” 4 ha visto vendiendo merengones, cuantos “renoles” 12 haciendo las veces de revuelteria, cuantos Willies haciendo trasteos. Simplemente encantador. Recuerdo que en mi época de estudiante un profesor nos mostraba la capacidad del colombiano para ingeniárselas en un medio hostil y complicado, uno de los caso más asombrosos era el de una señora que vendía papas fritas en el centro de la ciudad (Medellín), ella no utilizaba un pela papas, no requería de un cuchillo tampoco, como pelaba y sacaba las tajadas de papas entonces? Modificando una cuchara vieja, asi de simple, cogió una cuchara y le abrió una ranura en el medio, con ella palaba y sacaba tajas, nueva herramienta multipropósito y bien eficiente. Increíble, de todos los instrumentos que hay para hacer esta función, ella modifica una cuchara y tiene éxito, quizás por que nadie en la industria local y mundial ha analizando que hay gente que no tiene dinero para comprar siquiera un utensilio económico. Pues ahí está, la necesidad es la madre de grandes ideas, la señora se las arreglo para vender sus papas fritas.

charla de diseno 5

Colombia siempre ha sido un país medio paradójico para el diseño, piénsenlo de esta forma, les presentare algunos productos que son representativos para nosotros (algunos no todos). El primero es el Renault 4, quien en Colombia no lo conoce. Nuestra amigo fiel desde luego goza de gran reconocimiento por estas tierras, pero es increíble que un auto diseñado en los 50, sea un éxito rotundo en Colombia donde se empezó a comercializar desde finales de los 70 hasta entrados los 90, como un producto ya obsoleto en el mundo es un éxito aquí, pues por que ofrecía lo que necesitábamos, así de simple, confiabilidad, calidad y economía, este icono recorrió nuestra complicada topografía y no solo eso conquisto el corazón de un pueblo. Otro producto paradójico es el “Chocoramo” mil años y con la misma envoltura, es como Highlander el inmortal, pero ahora en un tono más serio pero no menos simpático, como diablos un producto que nunca ha renovado su imagen sigue vigente y no a caído ante la competencia que tiene productos similares y con imágenes frescas y modernas. Ya esto tiene que ver con la tradición, que se transmite de padres a hijos, siempre abra un Chocoramo en la lonchera, además de que el producto siempre a conservado su calidad y sabor, ha podido sortear los obstáculos. Pues como ven en esta tierra de la silla Rimax y la coca, pero de la coca pa’ llevar el almuerzo muchas cosas no se aplican, en esa paradoja vivimos, como diseñadores estamos llamados a construir sociedad, identidad e incluir no a excluir en nuestra patria coja y dolida, es mucho lo que podemos hacer, ofrecer vida digna, en un entorno de humildad, y pobreza. Nuestra responsabilidad radica en llevarles productos bien pensados y económicos que les den mejor calidad de vida y bienestar social, no estatus y opulencia, que los haga sentir día a día recordados y especiales, debemos actuar en pos de una sociedad igualitaria para todos y no dejo de pensar en esto mientras viajo en la estreches de este bus, la temperatura sube y el aparato no deja de brincar, alguien exclama, a quien se le ocurre que esto es para personas…!!!

 

 

Juan Camilo Cadavid

CEO Mad Fox Comics

Advertisements